5 de abril de 2011

Dónde Desayunar???

Que tal a todos

Chilaquiles Rojos
El fin de semana me he pasado por un acogedor restaurancillo llamado "La Guayabita Feliz" entre gritos, órdenes duplicadas y malteadas extraviadas me la he pasado muy divertido, en días pasados platicando con algunos compañeros sobre comida, evidencié mi pasión por los chilaquiles y destaqué algunos lugares en los que me han parecido muy sabrosos pero de ellos hablaré en futuros post, regresando, uno de estos compañeros habló sobre "La Guayabita Feliz" ubicada a media cuadra de "SEARS" en dirección al "Hotel María Isabel" sobre la Av. Felipe Sevilla del Rio, al llegar me encontré con todas las mesas llenas, así que me dirigí directamente a la barra, iba acompañado de mi mama y mi esposa ya que a las 2 también les encantan los chilaquiles, enseguida un señor nos atendió y pedimos 3 órdenes de chilaquiles, un jugo de zanahoria, un jugo mediado (zanahoria y naranja) y un chocomilk(malteada de chocolate), minutos más tarde y entre los gritos de ordenes nuevas y pláticas de todas las mesas, una malteada estaba paseando de una mesa a la
cocinera hasta que me percaté que podría ser la mía y les informé que quizá esa era parte de mi pedido, poco después llegaron nuestros platillos que eran chilaquiles rojos con huevo, frijoles refritos y queso fresco, a mí en lo particular me gustan más los chilaquiles verdes pero el ligero picor de éstos me hacían seguir comiéndolos mientras saboreaba un toque picoso en su salsa, a pesar de que eran bastantes y casi podía reventar después de comerlos, arrasé en su totalidad con el contenido de mi plato y con 2 piezas de bolillo ligeramente caliente que nos proporcionaron a cada uno para acompañar nuestros chilaquiles, finalmente y durante la sobremesa escuchamos que un joven pedía una bebida llamada vampiro y el muchacho que la preparaba le explicaba lo que esta contenía, llamó mi atención y decidí probarlo, es un jugo de betabel con naranja, apio y zanahoria, servido en un vaso grande con hielo, el sabor de este jugo es muy rico, no se le agregó ni un gramo de azúcar y sin embargo nunca detecté un sabor agrio o desabrido, tras tomarlo y pasar la bebida puedes sentir en tu garganta el toque ligero del apio que acompaña esta bebida, el servicio en el lugar es muy agradable, tanto los dueños como los empleados son muy alegres y siempre te pueden regalar o robar una sonrisa con sus múltiples actividades, los costos de los platillos son muy accesibles y comparados con el buen servicio y sazón puedo decirle que es más que justo; bueno espero les guste este post y seguiré subiendo acerca de más lugares donde comer y que les puedo recomendar.

Saludos y Buen Provecho a todos

1 comentario:

  1. Que rico! Gracias por tu post, se me antojo acer Chilaquiles Rojos.

    ResponderEliminar